LOG IN


Coronavirus Advisory

Directrices de Reapertura y Mejores Prácticas

Luego de consultar con el Colegio de Consultores, las siguientes Directrices y Mejores Prácticas se presentan a los sacerdotes de la Diócesis de Savannah para ayudarles a desarrollar planes para reabrir sus iglesias para la oración y la Misa, y para celebrar todos los sacramentos para el beneficio espiritual y la seguridad física del pueblo de Dios en la diócesis.

NORMAS GENERALES

  • A. CENTRALIDAD DE LA EUCARISTÍA

    La Eucaristía es "fuente y culmen de toda la vida cristiana (LG, 11)", y por lo tanto debemos ponerla a disposición del Pueblo de Dios dentro de las limitaciones causadas por la pandemia del COVID-19.
  • B. SUBSIDIARIEDAD

    Las decisiones deben tomarse en el nivel más bajo posible. Los párrocos locales conocen mejor la situación en sus respectivas parroquias y comunidades que la Cancillería en Savannah. Las siguientes consideraciones se ofrecen para ayudar a los párrocos a tomar las mejores decisiones para sus parroquias en las circunstancias concretas en las que se encuentran.
  • C. BIEN COMÚN

    Las directrices de las autoridades legítimas, civiles y eclesiásticas, junto con la teología de la Iglesia deben tenerse en cuenta no sólo para las parroquias, sino también para el bien de la comunidad en general. Hay que tener cuidado al examinar todas las actividades parroquiales: juntas de consejos, reuniones, estudios bíblicos, etc.
  • D. FLEXIBILIDAD

    Se desconoce el número exacto de personas que asistirán a las Misas. Los párrocos tendrán que proporcionar planes flexibles para satisfacer las necesidades del pueblo.
  • E. ADHERENCIA A LAS RECOMENDACIONES DEL GOBIERNO

    En el estado de Georgia, el Gobernador no ha emitido órdenes específicas para las iglesias, pero ha declarado que sí nos reunimos debemos observar las reglas de distanciamiento social (permanecer a seis pies de distancia).
  • F. SUSPENSIÓN DE LA OBLIGACIÓN DE ASISTENCIA A LA MISA DOMINICAL

    La obligación de asistir a la Misa dominical permanece suspendida hasta el domingo 28 de junio, 2020. Esta dispensa se revisará a finales de junio. Si los feligreses están en la categoría de mayor riesgo debido a una enfermedad actual, edad avanzada o el sufrimiento de una condición de salud crónica o un sistema inmunológico comprometido, también se les pide que permanezcan en casa. Por favor, sea consciente del riesgo para sí mismo y para los demás en caso de que decida asistir a la Misa.
Estas directrices cambiarán y se modificarán según sea necesario.

DIRECTRICES

  • A. DIRECTRICES GENERALES

    Las parroquias deben colocar carteles recordando a las personas que se queden en casa si no se sienten bien o si se sienten incómodas estando en un ambiente público.

    1. 1. Suspender toda reunión no esencial.
    2. 2. Con el fin de observar el distanciamiento social, se debe reducir la capacidad de bancas disponibles en la iglesia al 25% de lo normal; es decir, si la iglesia tiene capacidad para 400 personas, no debería haber más de 100 personas admitidas para una Misa. Debe haber suficiente espacio para que todos mantengan un distanciamiento social adecuado. Miembros de una familia pueden sentarse juntos, pero deben mantener una distancia adecuada con respecto a otras familias.
    3. 3. La iglesia y otros espacios (salón de entrada, salón parroquial, etc.) necesitan ser debidamente preparados y limpiados.
    4. 4. Las puertas deben permanecer abiertas o una sola persona debe ser asignada para ser la única que abre y cierra la puerta.
    5. 5. Desinfectante de manos y toallitas antibacterianas/desinfectantes deben estar disponibles para los feligreses si es posible, o se debe alentar a las personas a traer las suyas.
    6. 6. Los baños deben ser monitoreados y desinfectados constantemente.
  • B. LA MISA

    1. 1. Todas las medidas promulgadas anteriormente siguen en vigor: i) Se debe omitir el Saludo de la Paz. ii) No hay distribución de la Preciosa Sangre a los fieles, y sólo la hostia será distribuida para la Santa Comunión. iii) Es preferible recibir la Santa Comunión
    2. No colocar agua bendita en las fuentes.
    3. No utilizar monaguillos.
    4. No habrá procesión de ofertorio: las ofrendas se traen de la credencia
    5. Las canastas del ofertorio deben colocarse en la iglesia para que los feligreses puedan colocar su ofrenda al ingresar o al salir de la iglesia. Las canastas no deben pasarse por la congregación. No deje las canastas desatendidas.congregation. Do not leave the baskets unattended.
    6. No tomarse de la mano durante el Padre Nuestro.
    7. No utilizar coros: un cantor puede estar presente para cantar, pero debido
    8. 8. Retirar cancioneros y misales. Utilice medios electrónicos para proporcionar las lecturas y los cánticos, y anime a las personas a traer sus propios misales. Si se proporcionan hojas con las lecturas y los cánticos, los ujieres deben usar guantes y colocar basureros en las salidas de la iglesia para que las hojas puedan ser desechadas.
    9. 9. Cerrar los salones para familias con niños durante la Misa y las guarderías de niños.
  • C. CONFESIONES

    1. Las confesiones pueden reanudarse.
    2. El distanciamiento aún permanece en vigencia: fomentar el distanciamiento social para aquellos que esperan en la fila.
    3. Se permiten confesiones al aire libre y desde el automóvil.
  • D. UNCIÓN DE LOS ENFERMOS

    Las medidas promulgadas anteriormente siguen en vigor. (Ver “Directivas para la Unción de los Enfermos” pronunciada el 27 de marzo, 2020)
  • E. FUNERALES

    Se pueden celebrar Misas Fúnebres siempre y cuando se puedan observar las normas de distanciamiento social.
  • F. MATRIMONIOS

    Se pueden celebrar matrimonios dentro y fuera de la Misa siempre y cuando se puedan observar las normas de distanciamiento social.
  • G. BAUTISMOS

    1. Se pueden celebrar bautismos siempre y cuando se puedan observar las normas de distanciamiento social.

    2. Para ungir, utilizar un algodón o hisopo para aplicar el óleo al niño así no hay contacto físico entre el ministro y el niño.

    3. Quien reciba el cirio bautismal debe tomarlo y encenderlo del cirio pascual. El ministro también puede encender una vela del cirio pascual para luego encender el cirio bautismal.

  • H. RECEPCIÓN EN LA IGLESIA DE LOS CATECÚMENOS Y CANDIDATOS

    Para los catecúmenos y candidatos que no fueron admitidos en la Iglesia en la Vigilia Pascual, los párrocos deben determinar una fecha adecuada para bautizarlos, confirmarlos y recibirlos en plena comunión con la Iglesia. Esto se puede hacer en una Misa especial o dominical.
  • I. CONFIRMACIÓN

    En futura correspondencia, se otorgará delegación a los párrocos para determinar una fecha adecuada para la celebración del sacramento de la confirmación para los jóvenes.
  • J. COMUNIÓN PARA LOS QUE SE QUEDAN EN CASA Y LOS ENFERMOS

    Los ministerios encargados de llevar la comunión a los individuos que se quedan en casa y a los enfermos permanecerán generalmente suspendidos, excepto en el caso del viatico, y cuando miembros de una familia debidamente capacitados como ministros eucarísticos llevan la comunión a un miembro de su propia familia. Los sacerdotes pueden ejercer su juicio personal en casos particulares.
  • K. CAPILLAS DE ADORACIÓN AL SANTÍSIMO

    Si no es posible observar las normas de distanciamiento social, las Capillas de Adoración Al Santísimo deberán permanecer cerradas.

OPCIONES Y MEJORES PRACTICAS

  • Transmitir Misas en vivo para que las personas que aún no se sientan cómodas en acercarse a la iglesia puedan participar.
  • Incrementar el número de Misas celebradas.
  • Celebrar simultáneamente una segunda Misa en el salón parroquial si es necesario. Las Misas al aire libre y en los estacionamientos están permitidas, manteniendo en cuenta temas logísticos, meteorológicos y de distanciamiento social.
  • Invitar a los feligreses a asistir a la Misa diaria en vez de la Misa dominical.
  • A discreción del párroco, las máscaras pueden o no ser requeridas para asistir a la Misa. Cual sea la decisión local, los feligreses deben estar conscientes del riesgo que toman al participar en una Misa pública.
  • Disminuir el número de cánticos.
  • Si la parroquia tiene una Capilla de Adoración al Santísimo y es necesario mantenerla cerrada, ofrecer exposición del Santísimo después de la Misa en la iglesia y continuar con la adoración hasta que la iglesia cierre en la tarde.

Dado en Savannah, Georgia el martes 19 de mayo del 2020.

Padre Daniel F. Firmin, J.C.L.
Administrador Diocesano
Diócesis de Savannah